Centro Mexicano de Filantropía

Usuario DOMUS Inicia Sesión Aquí:

 
Centro de Atención
Tels: (55) 5563 9966 / 9874

TRANSICIÓN A LA VIDA ADULTA

 

Transición significa pasar de un estado a otro, para todos es bien sabido que pasar por la adolescencia y de ahí a la adultez no es un proceso sencillo, mucho menos cuando la persona se encuentra dentro del espectro autista.

 Si hay una detección oportuna, se tiene la posibilidad de una intervención temprana que posibilite el desarrollo de habilidades para promover mayores aprendizajes incluso  en ambientes integradores como la escuela regular, sin embargo no siempre es factible permanecer dentro del ambiente escolar regular y es necesario satisfacer otras necesidades propias de la transición a la  vida adulta.

 Existen aspectos sumamente importantes a desarrollar para que un chico alcance su máximo nivel de autonomía, dentro de estos aspectos se encuentra aprender destrezas de la vida personal,  de vida en el hogar,  de  vida en comunidad y destrezas laborales.

 

¿Cómo podemos facilitar este proceso?

 Se requiere una clara comprensión del nivel de desarrollo de la persona, de sus fortalezas  y de sus necesidades de apoyo. Apoyos que se irán modificando con el paso del tiempo, algunos deberán permanecer de por vida.

 Con el uso de estrategias de enseñanza que promueven el aprendizaje (TEACCH), se puede adaptar mejor el ambiente  más que a la persona.

 Desarrollar habilidades de comunicación efectiva, útil en cualquier contexto y con la oportunidad de utilizar un dispositivo de comunicación alternativo o aumentativo.

 Con programas de apoyo a la familia para fortalecer su interacción y  participación activa en todas las etapas de la vida de la persona con autismo.